Reactivación económica en las comunidades forestales de Petén

El año 2020 presentó grandes retos a nivel mundial, con la pandemia afectando gravemente las economías globales. El Departamento de Petén al norte de Guatemala no ha sido la excepción, aquí las comunidades forestales que basan sus labores en la recolección y cosecha de productos sostenibles del bosque también han visto afectados sus ingresos y medios de vida.

En el mes de marzo la declaratoria de Estado de Calamidad emitida por el presidente de Guatemala, Dr. Alejandro Giammattei, como medida para desacelerar el contagio por covid-19 tuvo como efecto secundario la paralización temporal de las exportaciones, afectando en gran medida el envío de la palma ornamental de xate desde las comunidades forestales de Petén en la Reserva de la Biósfera Maya a los Estados Unidos, principal mercado para este producto sostenible del bosque.

La economía local de comunidades como Carmelita y Uaxactún, en la Reserva de la Biósfera Maya, dependen en gran medida de la comercialización de productos como el xate y la semilla de ramón, que son recolectados en el bosque, seleccionados y distribuidos a mercados nacionales e internacionales. Sin estos ingresos las comunidades se ven afectadas directamente en sus actividades, que promueven no solo el desarrollo familiar, sino que apoyan a una población aún mayor por medio de inversiones en educación, salud e infraestructura.

Cuando comenzó la pandemia se cerraron las fronteras y a raíz de eso hubo pérdida de los productos, que afecto a los y las socias en la generación de empleo y en los ingresos económicos de las familias – Magdalena López, Lideresa comunitaria de Uaxactún y socia de la Organización Manejo y Conservación (OMYC)

Las pequeñas empresas forestales que comercializan xate y semilla de Ramón mantienen activos cientos de empleos para personas que se benefician de las cadenas productivas generadas: en el caso de la palma de xate se benefician los xateros, que son quienes recolectan la palma en el bosque, los arrieros que la transportan, las decenas de mujeres que lo clasifican y seleccionan y los jóvenes de la comunidad que se encargan de empacar la palma para su exportación.

Es de mucho beneficio poder hacer estas actividades. Yo desde el 2007 formo parte del grupo de seleccionadoras de la comunidad de Carmelita y sí me ha ayudado mucho lo que yo gano trabajando en la bodega de xate. Me ayuda para contribuir al hogar, ahora que tengo mi hogar, para la educación y la salud de nuestros hijos – Rosa Moreno, socia de Cooperativa Carmelita

La reactivación económica es un reto fundamental debido a la importancia de estos productos para la economía familiar y local. Por esta razón las comunidades forestales de Petén han tenido que ajustarse a la realidad de la pandemia y los nuevos retos que implica comercializar durante estos tiempos. Poco a poco las comunidades se han recuperado a lo largo de los 10 meses de pandemia para sostener las actividades productivas de las pequeñas empresas comunitarias.

Con asistencia técnica brindada por la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) como parte del proyecto para el ‘Fortalecimiento de productores y productoras de las concesiones forestales comunitarias y de reforestadores’ liderado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Guatemala, con apoyo financiero de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA, por sus siglas en inglés), ha sido posible mantener los proyectos productivos comunitarios activos a pesar de las circunstancias.

Como esos productos van para el extranjero la pandemia nos afectó bastante, especialmente lo que es la producción de xate, porque se cerraron los comercios y los aeropuertos. Ahora la producción está volviendo a la normalidad, aunque paulatinamente, pero gracias a Dios ya están volviendo los beneficios a nuestros hogares. Dominga Choc, Socia de Organización Manejo y Conservación (OMYC) de la comunidad de Uaxactún

Uno de los objetivos principales del proyecto es el desarrollo de negocios sobre la base de tres productos: xate (Chamaedorea sp), semilla de ramón (Brosimum alicastrum) y madera certificada. La asistencia técnica ofrecida consiste en capacitaciones y entrenamiento a las y los productores agroforestales en la planeación, logística y comercialización de los productos sostenibles del bosque, para que continúen generando posibilidades de desarrollo social y mantengan las labores de conservación del bosque.

La Cooperativa Carmelita invierte las ganancias producto de la exportación de xate tanto en salud como en educación, Y sobre todo también se beneficia el bosque, porque antes no había un manejo sostenible, antes la gente solo cortaba el xate y le daba mal manejo a las plantas, pero ahora desde el 2005 que comenzamos a trabajar bajo planes de manejo, entonces eso garantiza que se pueda cosechar hoy y también dentro de unos meses. Es un beneficio tanto socioeconómico como ambiental – Rosa Moreno, Socia de Cooperativa Carmelita

El apoyo del proyecto para darle continuidad a los negocios comunitarios garantiza la estabilidad económica de las comunidades y la preservación del bosque en la Reserva de la Biósfera Maya, el área natural protegida más grande de Guatemala, vital para el balance climático de la región.

La asistencia técnica brindada para la reactivación económica en las comunidades se da como parte del proyecto  ‘Fortalecimiento de productores y productoras de concesiones forestales comunitarias y de reforestadores de San Francisco, Petén para la restauración de paisajes forestales y desarrollo microempresarial en torno a cadenas de valor de xate, semilla de ramón y madera de plantaciones forestales’ de FAO Guatemala, con apoyo financiero de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) y la ejecución de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP), realizado en el marco del proyecto ‘Adaptación de comunidades rurales a la variabilidad y cambio climático para mejorar su resiliencia y medios de vida en Guatemala’ de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

 

RESTAURACIÓN DE PAISAJES, FINCAS Y PARCELAS EN SAN FRANCISCO, PETÉN

La restauración de paisajes es un proceso que permite recuperar la capacidad productiva de parcelas y fincas que se encuentran degradadas o deforestadas, enriqueciendo de nuevo los suelos e incentivando la reforestación, la conservación de fuentes de agua y la disminución de la erosión, además de traer grandes beneficios a las personas de zonas rurales, por medio de nuevas fuentes de empleo.

 

La Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Guatemala, con apoyo financiero de la Agencia Coreana de Cooperación Internacional (KOICA) y el acompañamiento técnico de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) han desarrollado durante 2020 un programa para el fortalecimiento de productores y productoras de concesiones forestales comunitarias y de reforestadores del municipio de San Francisco, Petén, que tiene como uno de sus componentes principales la restauración de paisajes forestales.

 

Don David Meléndrez es beneficiario del programa y presidente de la Red Forestando Chachaklum, una organización del Municipio de San Francisco que se creó en el año 2012 con el propósito de generar empleo y apoyar comunitariamente a todas las personas interesadas en la producción forestal. Ahora esta organización socia de ACOFOP ha logrado beneficiar a 30 fincas gracias al apoyo brindado por el programa.

“En el tema de la restauración de paisajes estamos trabajando en el mejoramiento de las tierras degradadas, sembrando caoba, cedro y algunas otras especies que se van acoplando a las diferentes áreas. El programa ha apoyado además con el desarrollo de varias fuentes semilleras en Finca Cebadilla, así como en fincas de personas asociadas y no-asociadas en la comunidad de San Valentín”

Estas fuentes semilleras proporcionan a los beneficiarios del programa la semilla de los árboles necesaria para restaurar áreas degradadas en fincas y paisajes del municipio. Los resultados de estas siembras ya se comienzan a ver en algunas de las fincas.

“La pandemia ha afectado a grandes y pequeños empresarios a nivel nacional. En el caso de Chachaklum tuvimos un bajón en las ventas, pero el proyecto de FAO, KOICA y ACOFOP nos ha dado apoyo y acompañamiento en la facilitación de talleres para la restauración de paisajes, el desarrollo de plantaciones industriales y apoyo para establecer un plan de negocios y un estudio de impacto ambiental”

Como parte de la asistencia técnica brindada por medio del programa, Don David y otros socios de Red Forestando Chachaklum han recibido capacitaciones sobre aspectos administrativos que incluyen el desarrollo de planes de manejo forestal, jurisdicción y documentación, así como asesoría para la presentación de requisitos ante el Instituto Nacional de Bosques (INAB), que gestiona el programa nacional de incentivos forestales, al cuál están aplicando la organización y varias de las fincas de San Francisco.

“Realmente a nosotros nos ha beneficiado mucho, el programa nos ha dado capacitaciones, semilla, plantas y apoyo para participar en los incentivos forestales, y eso para nosotros ha generado bastante, porque si a uno le toca hacerlo solo tiene muchos más gastos, pero el programa nos ha facilitado todo el proceso”

De acuerdo con una evaluación del potencial de la restauración de paisajes, en el mundo existen más de dos mil millones de hectáreas de suelo deforestado y degradado, que ofrecen oportunidades para realizar algún tipo de intervención de restauración. La restauración de bosques y de paisajes forestales constituye un paso importante para recuperar la salud y el funcionamiento de estos ecosistemas.

La restauración de los suelos deforestados y degradados permite que el bosque y los ecosistemas se regeneren, dándole la oportunidad a los productores forestales que lo aplican en sus parcelas de asegurar una mejor calidad de vida para las futuras generaciones y la conservación del bosque para las comunidades.

Proyecto: Fortalecimiento de productores y productoras de concesiones forestales comunitarias y de reforestadores de San Francisco, Petén para la restauración de paisajes forestales y desarrollo microempresarial en torno a cadenas de valor de xate, semilla de ramón y madera de plantaciones forestales. 2020