Cientos de familias damnificadas tras el paso de tormenta Iota por Petén

Las inundaciones en las comunidades cercanas al Rio Usumacinta luego del paso de la tormenta tropical Iota, la segunda en causar devastación en Centroamérica este mes, han ocasionado daños aún mayores que los generados por la tormenta Eta.

Los centros comunales, iglesias, escuelas y casas de familiares y vecinos se han habilitado como albergues para recibir a cerca de 200 familias damnificadas, algunas de las cuales perdieron por completo sus casas y cultivos esta semana, luego de que el cauce del río creciera de forma muy rápida y a niveles insospechados.

Cooperativa La Técnica, que se encuentra en Frontera México-Guatemala, Municipio de Las Cruces, es una de las comunidades más afectadas por las inundaciones, donde los cultivos tradicionales de arroz, ajonjolí, maíz, pepitoria, chile y frijol se han perdido en su totalidad y la mitad de la comunidad debió ser evacuada. Sin embargo, gracias a la organización comunitaria ha sido posible que las familias abandonaran sus propiedades con tiempo y no se lamenta la pérdida de vidas, a pesar de que los daños en infraestructura y cultivos son muy severos.

Marvin Pérez, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) de La Técnica agradeció a la Municipalidad de Las Cruces, la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) y el programa para la Gobernanza Forestal de la Unión Europea en Guatemala e ICCO Cooperación por la donación de alimentos para las personas damnificadas.

Un equipo de ACOFOP visitó la comunidad para llevar alimentos y combustible para los recorridos de valoración de los daños y para el transporte de personas durante esta nueva emergencia, contribuyendo adicionalmente con sobrevuelos de drone para apoyar en la valoración de las áreas afectadas, esto a cargo de los jóvenes de la Red de Monitoreo Comunitario.

La prórroga de los contratos comunitarios de concesión es sumamente importante para la conservación de la Reserva de Biosfera Maya, el área protegida más grande de Guatemala y reguladora del balance climático en la región

Asegurar la preservación de esta inmensa zona boscosa es una de las soluciones que las comunidades pueden aportar para revertir los devastadores efectos del cambio climático que se agravan cada año. Por medio de sus contribuciones ambientales las comunidades forestales de Petén mantienen conservado el 70% de la Reserva, garantizando además el sustento de miles de personas que dependen de las actividades productivas desarrolladas por medio del modelo forestal comunitario.

 

 

Reporte y fotografías de Danny Flores & Nazario Tiul para la Red de Comunicación Comunitaria de ACOFOP / Fotografías y video aéreo de Draney Aldana, Red de Monitoreo Comunitario de ACOFOP