Impulsores Suchitecos, fortaleciendo la gobernanza forestal en la frontera Guatemala – Belice

Las comunidades forestales de Petén son ejemplo para el mundo por su organización y la construcción de mecanismos sostenibles de gobernanza forestal que han desarrollado a lo largo de más de dos décadas en la Reserva de Biosfera Maya.

Al Este de la Reserva se encuentra la organización comunitaria Impulsores Suchitecos, que en 1998 cumplió con los requisitos técnicos y legales que permitieron la aprobación de su primer contrato de concesión, otorgado por el Estado guatemalteco, y por medio del cual el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) autorizó los primeros aprovechamientos forestales sostenibles en el municipio fronterizo de Melchor de Mencos, Petén.

Impulsores Suchitecos gestiona 78,169 hectáreas de bosque de las 500,000 hectáreas concesionadas a las comunidades agrupadas en la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP). Amado Santos es el representante legal de Impulsores Suchitecos y ha vivido el proceso concesionario desde el comienzo.

En sus inicios, la organización se enfrentó a muchas amenazas, como el contrabando ilícito de madera en la zona de adyacencia entre Guatemala y Belice, sin embargo, luego de realizar múltiples capturas y denuncias legales los concesionarios no han tenido este tipo de problema desde hace 17 años y ahora mantienen un trabajo conjunto con autoridades de Belice para el monitoreo de la región.

Impulsores Suchitecos se dedica al aprovechamiento forestal de productos no-maderables, como el xate y la resina de chicle, la cosecha de madera certificada y la generación de productos maderables con valor agregado, como el machimbre.

“El bosque ahora permanece más vivo que antes. Al no sanearlo el bosque se muere, ahora no, al contrario. Nosotros estamos haciendo estudios de impacto ambiental y estudios de generación de árboles y los estudios nos están indicando que el manejo va por buen camino”

La concesión comunitaria gestiona el bosque de acuerdo a principios básicos de la gobernanza forestal, como las labores continuas de control y vigilancia que evitan amenazas como el saqueo de sitios arqueológicos, la cacería y la extracción de madera ilegal, el desarrollo de asentamientos ilegales y los incendios forestales.

Amado inició su capacitación en el uso de drones y tecnologías de posicionamiento global (GPS) a comienzos de 2018, como parte de la Red de Monitoreo Comunitario de ACOFOP. A finales de ese año recibió una serie de capacitaciones prácticas y en enero de 2019 se entregaron a Impulsores Suchitecos los equipos tecnológicos con los que ahora realizan las labores de control territorial.

“Antes para el monitoreo del área usábamos torres de control y las poníamos en los cerros, pero a veces los vientos y los huracanes nos las botaban. Ahora que la tecnología va avanzando con los drones es más fácil controlar el área. Con el drone tenemos una visibilidad de unos 25 a 30 kilómetros a la redonda y ahora en cualquier lado lo levantamos y así miramos si hay incendios o hay depredación”

Además del aprendizaje en el uso de tecnología, los asociados de Impulsores Suchitecos han fortalecido capacidades en la administración de empresas forestales, que les han permitido diversificar productos y darles valor agregado, generando empleos y desarrollo socioeconómico en el municipio. Este fortalecimiento de capacidades en administración es importante para los asociados comunitarios porque las concesiones forestales deben cumplir una serie de requisitos técnicos de funcionamiento como planes de manejo anuales y quinquenales, así como el cumplimiento puntual del pago de planillas, seguros e impuestos.

Trabajando de la mano con instituciones gubernamentales, las comunidades aseguran la protección del territorio. En conjunto con el Ejército de Guatemala, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas y los concesionarios, se administran múltiples puestos de control vehiculares en sitios estratégicos de la Reserva de Biosfera Maya, como el Puesto de Operación Conjunta ‘El Manantial’, para el cuál Impulsores Suchitecos destina equipo y personal.

“Hay muchos retos que implica ser el representante legal de una Unidad de Manejo: demostrarle al Gobierno de Guatemala como venimos manejando el bosque sosteniblemente y también la responsabilidad que se tiene en todos los asuntos jurídicos. Pero el reto más grande es la prórroga del contrato de concesión, para seguir demostrando por otros 25 años el buen manejo forestal sostenible que hemos venido haciendo”

Los avances en la consolidación de capacidades organizativas, institucionales y de liderazgo de las organizaciones de la región han sido posibles gracias al apoyo del Proyecto ‘Nuestra Tierra-Nuestros Bosques: Gobernanza Forestal desde los Pueblos Indígenas y las Comunidades Forestales para REDD+ y FLEGT’ financiado por la Unión Europea y liderado por ICCO Cooperación en la región, con el fin de lograr una participación efectiva de las comunidades indígenas, forestales y campesinas en los procesos nacionales de gobernanza forestal.

 

Nuestra Tierra, Nuestros Bosques: Jóvenes y Gobernanza Forestal

En 1997 el Gobierno de Guatemala otorgó a las comunidades forestales de Petén contratos de concesión que les permiten aprovechar de forma sostenible los recursos del bosque en la Zona de Usos Múltiples (ZUM) de la Reserva de Biosfera Maya. De esta forma las comunidades agrupadas en la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) gestionan 500,000 hectárea de bosque y son responsables de la conservación de un 70% de la Reserva, el área protegida más grande de Guatemala.

La Reserva de Biosfera Maya tiene un valor incalculable por su inmenso patrimonio arqueológico y cultural, la gran biodiversidad que conserva y su importancia como base del Programa Nacional para la Reducción de Emisiones (PRE) de Guatemala, que es co-administrado por medio del proyecto Guatecarbon de las comunidades y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP).

La primera concesión, que fue otorgada a la comunidad de Carmelita, ya ha sido prorrogada por otros 25 años, continuando un proceso que permitirá asegurar la protección de la Reserva a futuro, y esto implica que las nuevas generaciones concesionarias se preparen desde ahora para asumir el reto de gestionar medio millón de hectáreas de tierras amenazadas por todo tipo de intereses externos.

En el contexto de las concesiones forestales de Petén es muy importante vincular a las y los jóvenes con sus organizaciones comunitarias y los procesos concesionarios que estas implican, sus aspectos administrativos, legales, y políticos. Es aquí donde Carolina Alvarado trabaja para facilitar este proceso en las juventudes de las comunidades forestales.

Conocer la historia, los desafíos y las capacidades de las organizaciones comunitarias que conforman ACOFOP ha sido un gran motivante en el desarrollo de la metodología y el acompañamiento a jóvenes de comunidades forestales, en las que las Juntas Directivas y comités comunitarios deciden en forma conjunta sobre el futuro.

“Más allá de todo el aprendizaje relacionado a la parte administrativa y política de las concesiones, intentamos que los jóvenes desarrollen características de liderazgo, para que al momento de asumir cargos de dirección en sus organizaciones mantengan siempre la transparencia en sus gestiones, que desarrollen empatía con la gente y que conserven ese valor de comunidad”

Carolina nació y creció en Uaxactún, comunidad residente de la Reserva de Biosfera Maya, y ha vivido el proceso concesionario desde niña. Al ser parte de esta comunidad cercana a Tikal, que gestiona su propio sitio arqueológico y 84,000 hectáreas de bosque, se interesó desde muy joven en los aspectos políticos y administrativos de la gestión comunitaria y tuvo la oportunidad de afiliarse a la Organización Manejo y Conservación (OMYC) a los 18 años. Ahora Carolina trabaja como Facilitadora de la Escuela Mesoamericana de Liderazgo, creada por iniciativa de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, de la cual ACOFOP forma parte.

La Escuela tiene su sede en Santa Elena, Petén, desde donde se han organizado encuentros e intercambios de experiencias con jóvenes de pueblos indígenas y comunidades locales de los bosques tropicales del mundo. Estos intercambios les permiten a las y los jóvenes conocer otras realidades y compartir sus experiencias como concesionarios en la Reserva de Biosfera Maya.

Por medio del trabajo de la Escuela se ha capacitado a las y los jóvenes de las comunidades en diferentes etapas de formación, que incluyen el liderazgo como identidad y valor humano, la formación técnica-práctica en tecnologías como el monitoreo territorial del bosque con drones y sistemas de posicionamiento global y el desarrollo de capacidades de autogestión comunitaria.

“La Escuela busca crear un espacio de formación que le permita a los jóvenes desarrollar vinculación con las concesiones y sus proyectos productivos, para que no tengan que salir a buscar empleo en otros lugares, sino que se queden y generen más oportunidades dentro de la misma comunidad, con los recursos ya disponibles”

120 jóvenes de las concesiones forestales de Petén se capacitan continuamente en la Escuela de Liderazgo, sentando una base para lo que será la dirigencia de las concesiones comunitarias para las próximas décadas, cruciales en la conservación de la Reserva de Biosfera Maya y la lucha contra el cambio climático en Guatemala y la región centroamericana.

La Escuela de Liderazgo inició en como un centro de formación especializado en las necesidades de las y los jóvenes de las comunidades guardianas de los bosques, con apoyo del proyecto ‘Nuestra Tierra, Nuestros Bosques: Gobernanza Forestal desde los Pueblos Indígenas y las Comunidades Forestales para REDD+ y FLEGT’, financiado por la Unión Europea y dirigido por ICCO Cooperación. El programa se desarrolla en Belice, Guatemala, Honduras y Nicaragua y busca fortalecer las capacidades operativas y de involucramiento efectivo de Pueblos Indígenas y comunidades campesinas, forestales y pesqueras vinculadas a los bosques en los procesos de gobernanza forestal de sus países. Más información en este enlace