Noticias

Filtrar por:

Mantente al tanto de lo que ocurre en los bosques de Petén y conoce acerca del trabajo de ACOFOP para protegerlos

Los protectores del bosque de Petén

Encontrándome en la comunidad de Carmelita, en el departamento de Petén, pude comprobar una vez más el manejo forestal de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (Acofop) con productos maderables y no maderables del bosque y actividades de ecoturismo hacia El Mirador.

A finales de los años 80 y principios de los años 90, en Centroamérica se desarrollaron políticas sobre conservación de áreas boscosas, hídricas y culturales. Los gobiernos de ese entonces crearon legislaciones específicas, y establecieron todo un complejo de áreas protegidas, aunque habían buenas intenciones, intentaban la conservación y perpetuidad de una manera equivocada. En otras palabras, que el bosque no se tocara en absoluto.
Siendo un país rico en recursos naturales y culturales, Guatemala se anexó a estas iniciativas y en 1989 se creó el Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas (Sigap) y por ende, también nació el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap). En 1990 se creó la Reserva de la Biósfera Maya (RBM) durante el gobierno de Vinicio Cerezo, convirtiéndose en el área protegida más grande de todo el país, con más de dos millones de hectáreas de bosque natural. Al suceder esto, los retos crecieron para el Conap, pues esta reserva era una zona de influencia de las comunidades campesinas e indígenas de la región que tenían necesidades de supervivencia.

Inmediatamente con la creación de la RBM y sus distintas zonas, en 1990 la política de no tocar las áreas protegidas, lejos de ayudar a la conservación, ocasionó conflicto y rechazo entre las comunidades, creando así un clima de ingobernabilidad y confrontación. A todo esto, ya había dos concesiones industriales autorizadas, pero no comunitarias. Luego nace Concofop que le solicitó al Estado las áreas boscosas en 1996, mientras que Acofop se legaliza hasta el 19 de junio de 1997. Al principio hubo mucha desconfianza que si los campesinos, sin experiencia forestal o empresarial iban a poder tener éxito en el proceso comunitario de conservación, o si por el contrario se terminaría el bosque. No obstante, 20 años más tarde han tenido éxito con un modelo productivo de sostenibilidad.

Hoy en día, el 70% de la cobertura boscosa de la RBM está en manos de las comunidades, y el 99.6% del bosque se ha venido conservando sin incidencia de incendios por más de dos décadas. Este hecho me consta, pues a lo largo del tiempo he visto cómo se destruyen los bosques de Petén fuera de las concesiones, pero se conservan las que sí son manejados por los concesionarios. Notemos que ellos no permiten ni las invasiones ni los saqueos fortuitos ni los incendios provocados. Esto les ha permitido ganar premios mundiales, siendo de las únicas organizaciones comunitarias en el planeta que han podido conservar más de 500 mil hectáreas de bosque por espacio de 20 años.

¿Qué aprendemos del modelo de gobernanza comunitaria forestal? Que con la presencia de ellos, permitiéndoles la productividad y con un manejo sostenible, el resultado final es que se sostiene el bosque.
En esta nueva contienda electoral, el trabajo de gobernanza de Acofop debe ser comprendido por los candidatos, ya que se trata de un modelo único en el mundo de manejo forestal, con productos maderables y no maderables, permitiendo que el bosque sobreviva.

El 5 de febrero, la RBM celebró 29 años y podemos asegurar que cumple con su función. La Concesión y Comunidad de Carmelita, Acofop y otros concesionarios lo están celebrando junto a las instituciones que la conformaron y confiaron en el modelo hace 20 años. ¡Qué orgullo!