Noticias

Filtrar por:

Mantente al tanto de lo que ocurre en los bosques de Petén y conoce acerca del trabajo de ACOFOP para protegerlos

La conservación genera beneficios económicos al país

La ausencia de proyectos de conservación provocaría la pérdida de beneficios económicos para el país, en general, y afectaría directamente a las comunidades alrededor de las zonas protegidas. Esta es una de las premisas que la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) presenta para defender sus modelos de preservación.

En particular se menciona al modelo de Concesiones Forestales Comunitarias, un proyecto de gestión que ha logrado la conservación de los bosques de la zona de usos múltiples de la Reserva de la Biósfera Maya (RBM), considerada como el segundo bosque tropical más grande de América.

Te puede interesar: Concesión forestal, un modelo a imitar

Manejo sostenible

En Petén existen varios modelos de concesión forestal que han probado ser exitosos. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Reducir las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, causadas por la deforestación, y crear  fuentes de ingreso del bosque para la población local, es el objetivo de este proyecto. Durante 14 años ha logrado la conservación del 99.6% del bosque. De las 2,1 millones de hectáreas de la RBM, el proyecto le da un manejo sostenible a 655,673 ha.

Las comunidades involucradas realizan, además, proyectos de inclusión social, certificación de reducción de emisiones CO2, empresas comunitarias y promoción de actividades turísticas, entre otras.

Te puede interesar: Uaxactún: antigua ciudad maya y actual ejemplo de conservación

Impacto negativo

Las comunidades locales realizan actividades de mínimo impacto a los suelos y el ambiente. Foto: Jorge Rodríguez/Viatori

Otorgadas durante 25 años, según mandato del Congreso de la República, la ausencia de este tipo de proyecto causaría que se dejen de percibir US$122 millones, lo que impactaría negativamente a las comunidades que habitan estas zonas. También se aumentaría la destrucción de los recursos naturales, mediante incendios forestales, expansión de la ganadería ilegal y otras actividades.

«El manejo forestal sostenible es el primer anillo que marca el devenir de una conseción comunitaria. Si este no es bien manejado, todo lo demás falla», dice Marco Boscolo, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).